Cómo cambiar una llanta

766
0

Uno de los problemas más comunes que podemos tener al conducir es que se nos ponche una llanta. Afortunadamente, cambiar una llanta es una tarea sencilla que puede realizarse sin ayuda profesional.

Saber cómo cambiarla es una habilidad importante que todo conductor debería conocer. En este tutorial, te guiaremos a través de los pasos necesarios para cambiar una llanta pinchada en tu automóvil. Con la ayuda de algunas herramientas simples y siguiendo estos pasos cuidadosamente, podrás cambiar la llanta por tu cuenta y continuar conduciendo con seguridad.

Pasos a seguir para cambiar una llanta

Materiales necesarios:

  • Llave de tuercas
  • Gato hidráulico
  • Llanta de repuesto
  • Chaleco de alta visibilidad (opcional)
  1. Si estás conduciendo cuando se te poncha la llanta, primero enciende las luces intermitentes de emergencia y asegúrate de detenerte en un lugar seguro. Asegurate de que el auto esté apagado y coloca el freno de mano.
  2. Coloca el chaleco de alta visibilidad si lo tienes.
  3. Usa la llave de tuercas para aflojar las tuercas de la llanta afectada. Hazlo en sentido contrario a las manecillas del reloj. No los quites completamente aún.
  4. Coloca el gato hidráulico debajo del automóvil. Busca una parte resistente y estable del automóvil para colocar el gato. Por lo general, hay un lugar específico en el chasis del automóvil para colocar el gato. Consulta el manual del propietario para encontrarlo.
  5. Levanta el automóvil usando el gato hidráulico. Gira la manivela del gato en sentido horario hasta que la llanta afectada se levante del suelo. No levantes el auto demasiado alto, solo lo suficiente para poder retirar la llanta.
  6. Retira las tuercas de la llanta afectada y retira la llanta vieja.
  7. Coloca la llanta de repuesto en el automóvil.
  8. Vuelve a colocar las tuercas de la llanta y apriétalas a mano en el orden opuesto al que las aflojaste.
  9. Usa la llave de tuercas para apretar las tuercas de la llanta. Asegúrate de apretarlas en un patrón en estrella, es decir, aprieta una tuerca y luego la opuesta, luego la siguiente tuerca y la opuesta hasta que todas estén ajustadas. Apriétalas lo suficiente para que la llanta esté segura, pero no demasiado para que puedas soltarlas si es necesario.
  10. Baja el automóvil del gato hidráulico.
  11. Usa la llave de tuercas para asegurarte de que las tuercas estén apretadas correctamente. Vuelve a apretar las tuercas en el mismo patrón en estrella que usaste antes.
  12. Coloca la llanta vieja y el gato hidráulico en la cajuela tu auto.

¡Con estos consejos en mente, estarás listo para manejar cualquier ponchadura y continuar conduciendo con seguridad! Esperamos que este tutorial pueda ayudarte a salir de cualquier apuro.

Mecánico
WRITTEN BY

Mecánico

Hola, soy un mecánico con años de experiencia en reparación de vehículos. Si tienes algún problema con tu coche, estoy aquí para ayudarte. Desde cambios de aceite y reparaciones menores hasta reparaciones mayores del motor, puedo brindarte una solución para que tu coche vuelva a funcionar como nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *